domingo, 17 de septiembre de 2017

La Diputación de Bizkaia reforzará el control de los servicios sociales

La Diputación Foral de Bizkaia hará un seguimiento sistemático y coordinado anualmente del cumplimiento de más de 16.000 prestaciones y algo más de 350 centros de servicios sociales del territorio. Es lo que ha anunciado en la presentación del 'Plan General de Inspección y Control de Servicios y Prestaciones Sociales 2017-2019' presentado esta semana pasada. El objetivo del mismo es mejorar la eficacia y la calidad de los servicios sociales de Bizkaia para garantizar que las personas que necesiten una ayuda, la tengan.
El citado plan coordinará y reforzará las acciones ya en vigor para garantizar el uso adecuado de los recursos que destinan los vizcaínos en prestaciones sociales. Además, establecerá diversas medidas; impulsando, por ejemplo, el control en el conjunto de servicios y prestaciones sociales que gestiona la Diputación, a través de la verificación del cumplimiento de requisitos y del uso de los mismos. Asimismo, existirá un control exhaustivo mediante la inspección, con el fin de regular la calidad de los servicios sociales que se prestan en Bizkaia, poniendo el énfasis en el cumplimiento de la normativa reguladora y el seguimiento de la calidad de atención y cuidados prestados.
También se pretende impulsar la gestión avanzada, la interoperabilidad y el intercambio de datos entre administraciones para introducir mecanismos de control innovadores, simplificar los procesos de acceso a los servicios sociales, mejorar la eficiencia e incrementar el control. Finalmente, el ente foral desarrollará la función evaluadora y pedagógica con el fin de mejorar el funcionamiento de los centros tomando medidas que mejoren la calidad de la atención de los mismos.
A partir de esas bases, el Plan 2017-2019 se desarrollará en cinco bloques de actuación. El primero pasa por la inspección de la totalidad de los 327 centros autorizados en el territorio anualmente, con el objeto de verificar que cumplen la normativa reguladora para poder prestar una atención adecuada y de calidad y que garantizan el respeto de las personas usuarias. Ello supone la realización de unos mil seguimientos en el ámbito de la dependencia y la discapacidad con el objetivo de garantizar y controlar la calidad asistencial de la atención de los usuarios.
En segundo lugar, se llevará a cabo la inspección de un 10% anual de beneficiarios de cuidados en centros, gracias al seguimiento de los planes de atención individualizada en centros de servicios sociales. Por otra parte, también se realizará una inspección del 25% anual de los más de 15.000 hogares perceptores de la prestación económica para los cuidados en el entorno familiar. Esta inspección tiene como objetivo verificar que las personas en situación de dependencia y/o discapacidad reciben cuidados de calidad y no se producen situaciones de maltrato en su entorno familiar, así como evaluar la situación de las personas cuidadoras. El objetivo marcado es el de realizar un volumen de cerca de 3.8000 visitas anuales.
Finalmente, también habrá una inspección de prestaciones sociales y otra de convenios y subvenciones. Respecto a la primera, tiene como objetivo revisar el cumplimiento de los requisitos específicos de los beneficiarios y el uso adecuado de las prestaciones concedidas. Para este año se prevé la realización de más de 11.400 revisiones. En lo que atañe al segundo apartado, se pretende garantizar la aplicación de la financiación pública recibida al objeto del convenio, subvención o ayuda, y blindar la aplicación de los fondos públicos en términos de legalidad, eficacia, eficiencia y economía.

La Diputación ha presentado el 'Plan General de Inspección y Control de Servicios y Prestaciones Sociales 2017-2019'

0 comentarios :

Publicar un comentario

Gracias por enviarnos tus comentarios. Si cumplen con nuestras normas se publicarán en nuestro blog.

 
prestashop themes