martes, 18 de abril de 2017

La Semana Santa acaba sin víctimas mortales de tráfico en Euskadi

Cada vez que llegan varios días festivos el tráfico se convierte en una de las principales preocupaciones para cualquier gobierno. Afortunadamente, la Semana Santa ha acabado en Euskadi sin víctimas mortales en la carretera, y además ha sido el quinto año consecutivo con idéntico feliz balance. Según el Departamento de Seguridad, la operación puesta en marcha estos días por la Dirección de Tráfico del Gobierno Vasco se ha saldado con 69 accidentes, ninguno de ellos mortal (30 con víctimas y 39 sin ellas). En total, dos personas han resultado heridas graves y 49, leves.
Se confirma de esta manera la tendencia descendente, tanto en mortalidad como en accidentalidad, del período de Semana Santa en los últimos años. Mientras en 2012 se produjo la muerte de dos personas en Álava en un total de 123 accidentes, en los últimos cinco años no ha habido víctimas mortales y el número de accidentes ha ido bajando: 107 en 2013, 100 en 2014, 99 en 2015, 73 en 2016 y 69 este 2017. La Dirección de Tráfico puso en marcha el miércoles día 12 un operativo especial en el que participaron 200 agentes de la Ertzaintza. A su vez, se ha llevado a cabo una campaña de concienciación bajo el lema 'Conocemos los riesgos. Seamos responsables', que se ha difundido tanto en medios de comunicación como en redes sociales.
Las retenciones más importantes se registraron el Jueves Santo, concretamente en la AP-8 en la frontera con Francia sentido Iparralde, entre las 8.00 y las 16.20, con un máximo de 11 kilómetros sobre las 12.05 horas, superando el peaje de Irun. El miércoles por la tarde también hubo retenciones, pero menores que las del año pasado.
Tampoco se libró de problemas la muga entre Bizkaia y Cantabria. Concretamente, hasta 10 kilómetros de retención hubo el miércoles en el trayecto entre Bilbao y el límite con la comunidad autónoma vecina. A la densidad de vehículos se le unió un accidente que se produjo en el puente de Muskiz sobre las 15.25 horas, que dificultó la circulación. Por otra parte, en el Nudo de Armiñon el día más complicado fue el jueves, con retenciones de hasta 6 kilómetros, entre las 7.50 y las 12.45. En lo que se refiere al retorno, ha sido bastante escalonado, sin grandes retenciones en las carreteras vascas.
Con estas cifras encima de la mesa, la Dirección de Tráfico del Gobierno Vasco ha realizado una valoración positiva de este período vacacional. "A pesar del aumento de desplazamientos registrados en estas fechas, la accidentalidad se ha reducido levemente, con cuatro accidentes menos, y ninguna persona ha fallecido en nuestras carreteras, por lo que nuestro balance es positivo y confiamos en que las actitudes de prudencia y responsabilidad se mantengan entre los conductores y conductoras", ha señalado la responsable de tráfico, Sonia Díaz de Corcuera, comprometiéndose "a seguir trabajando para mejorar la seguridad vial".

La Semana Santa ha concluido en Euskadi sin víctimas mortales en las carreteras por quinto año consecutivo.


0 comentarios :

Publicar un comentario

Gracias por enviarnos tus comentarios. Si cumplen con nuestras normas se publicarán en nuestro blog.

 
prestashop themes