lunes, 9 de noviembre de 2015

Habla la OCDE

Cuando habla la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) todo el mundo escucha atentamente. Y lo ha hecho este lunes para mostrar su preocupación por el parón del comercio mundial, que este año crecerá un 2%, una de las tasas más exiguas de las cinco últimas décadas. Y es que se nota el frenazo económico del bloque emergente y, especialmente, de China. Las consecuencias se van a dejar notar, ya que en la globalización el comercio es el verdadero motor de la economía mundial. Así, el citado organismo ha activado todas las alarmas al considerar que las tasas de crecimiento del comercio mundial en el presente año se asemejan, en términos históricos, a las que anteceden a una recesión global.
Fundada en 1961, la OCDE agrupa a 34 países miembros y su misión es promover políticas que mejoren el bienestar económico y social de las personas en todo el mundo. Entre los socios de pleno derecho destacan Estados Unidos, Reino Unido, Alemania, Francia, España, Italia, Japón, Canadá, Australia o Corea y entre sus principales quehaceres está medir la productividad y los flujos globales del comercio e inversión, así como analizar y comparar datos para realizar pronósticos de tendencias.
Según sus previsiones, la economía mundial llegará al cierre del presente año a un crecimiento del 2,9%, mientras que en 2016 escalará hasta el 3,3%. Eso supone cuatro y cinco décimas menos, respectivamente, que lo fijado por el último vaticinio del Fondo Monetario Internacional (FMI). También está por debajo de la anterior predicción de la propia OCDE, que en septiembre ya había recortado su pronóstico de crecimiento mundial en una décima, hasta el 3%.
Pero no todo son malas noticias, ya que el organismo considera factible un enderezamiento del comercio en los meses venideros gracias a las medidas de estímulo aprobadas por los dirigentes chinos, rebaja de los tipos de interés y nuevo plan de inversiones en infraestructuras incluidos, que llevarán al país a un modelo más centrado en el consumo interno que en las exportaciones. Según la economista jefe de la OCDE, Catherine L. Mann, "estas políticas fijarán un suelo al precio de las materias primas, lo que contribuirá a estabilizar las economías de los países exportadores", en referencia directa a Rusia, Brasil y Malasia.
Respecto a los Estados Unidos, la OCDE ve necesaria una subida salarial que apuntale un crecimiento que se está produciendo a gran velocidad. El sueldo medio de los estadounidenses acumula una subida del 2,2% en lo que va de año, y la inflación sigue lejos del objetivo del 2% previsto por la Reserva Federal. Los autores del estudio echan en falta más reformas en materia fiscal y en las transferencias de renta en pos de una mejora de la distribución de ingresos y del desempeño económico.
También hay referencias a España por parte de la OCDE, mejorando la previsión de crecimiento de la economía en 2015 hasta el 3,2%, tres décimas más que la estimación de junio, aunque empeora en una décima la de 2016, hasta el 2,7%. En la nueva edición de su informe 'Perspectiva Económica Global', la organización apunta que la recuperación "sólida" de España continuará en 2016 y 2017, aunque irá a menos "gradualmente" a medida que el impacto positivo de la depreciación del euro y de la caída del petróleo y otras materias primas vaya perdiendo fuelle. En esa línea, rebaja la tasa de paro española hasta el 22,1% para este año y hasta el 19,8% para el que viene, dos puntos menos que las previsiones anteriores. Además, subraya que la recuperación de la inversión en construcción puede ser más fuerte de lo previsto, especialmente si la economía española es capaz de atraer inversión extranjera a "niveles más altos".


0 comentarios :

Publicar un comentario

Gracias por enviarnos tus comentarios. Si cumplen con nuestras normas se publicarán en nuestro blog.

 
prestashop themes