miércoles, 2 de septiembre de 2015

Problemas de autónomos

Las estrecheces y angustias generadas por la crisis económica se han cebado en personas de sectores diversos, pero los autónomos han tenido que sortear situaciones particularmente difíciles. No es sencillo trabajar por cuenta propia en un país que no da las suficientes facilidades para el emprendizaje, para los proyectos laborales concretos encabezados por uno mismo. Trabas de todo tipo complican el proceso y por eso es tan común que muchos trabajadores prefieran estar en nómina, objetivo arduo con los actuales índices de paro, que a pesar de la mejoría económica siguen siendo elevadísimos. A finales de agosto la comisión de Empleo y Seguridad Social del Senado, con potestad legislativa plena, aprobó definitivamente la Ley de Fomento del Trabajo Autónomo y de la Economía Social que posibilita, entre otras cosas, una tarifa plana de 50 euros a los autónomos que inicien una actividad por cuenta propia y con posterioridad contraten a trabajadores por cuenta ajena. Según el Gobierno, se pretende ordenar y sistematizar el conjunto de incentivos al autoempleo para proporcionar una mayor transparencia y seguridad jurídica. La norma salió adelante con los votos favorables del PP y UPN y la abstención del resto de grupos, y ha culminado su tramitación parlamentaria sin modificaciones desde su remisión por parte del Congreso, donde sí se incluyeron algunas enmiendas de carácter técnico.
Dos de los puntos principales de la nueva legislación son los que se refieren a la citada tarifa plana y a la denominada segunda oportunidad. En relación a la primera, se fija la cuantía de la cuota por contingencias comunes en 50 euros durante seis meses, y se extienden los supuestos de tarifa plana 'especialmente protegida' a las víctimas del terrorismo y de la violencia de género. Por otra parte, con independencia de la edad del solicitante, se extiende la posibilidad de capitalizar hasta el 100% de la prestación por desempleo para facilitar la inversión y los gatos iniciales para emprender una actividad por cuenta propia. Así, la citada prestación se podrá utilizar capitalizando el total en un único pago, capitalizar solo una parte y utilizar el resto para el abono de cuotas a la Seguridad Social, o destinando el total de la prestación al abono de las cuotas sociales.
Además, los mayores de 30 años podrán compatibilizar durante un máximo de 270 días la prestación por desempleo con el alta en el RETA, posibilidad reservada hasta ahora a los que estaban por debajo de la treintena. Se pretende favorecer la seguridad del emprendedor y facilitarle una segunda oportunidad ampliando el plazo, desde los 24 hasta los 60 meses, límite en el que echan el cierre el 50% de las empresas, para la reanudación de la prestación por desempleo una vez iniciada una actividad por cuenta propia a todos los trabajadores con derecho a prestación. El Gobierno espera que unos 90.000 autónomos se agarren a esta especie de 'salvavidas'. La nueva ley amplía también la bonificación a los familiares colaboradores, que podrán disfrutar de una bonificación en las cuotas a la Seguridad Social durante dos años. Serán beneficiarios unos 45.000 de estos familiares.


0 comentarios :

Publicar un comentario

Gracias por enviarnos tus comentarios. Si cumplen con nuestras normas se publicarán en nuestro blog.

 
prestashop themes