domingo, 28 de junio de 2015

Un turismo distinto

Llega la época de disfrutar de las vacaciones estivales, de darse un capricho saliendo de la rutina diaria. Aunque no se vaya lejos, ya que la crisis sigue apretando, casi siempre hay opciones interesantes para salir unos días sin destrozar la economía doméstica. Las cifras que arroja el turismo son cada vez más positivas tanto en Euskadi como en España, y dan cuenta de la progresiva recuperación de un sector estratégico. Tras muchos meses de trabajo, ha llegado el momento de visitar nuevas ciudades o de elegir playa, de huir del entorno habitual para gozar en un nuevo escenario de las noche mágicas del verano. Los hoteles dan cuenta de niveles de ocupación que rozan la plena satisfacción y el turismo echa a rodar a velocidad de crucero en su momento álgido del año.
Pero hay quienes buscan algo diferente, quienes no se conforman con alojarse en un establecimiento hotelero o en un albergue y recurren a otras opciones. Entre las más destacadas está el intercambio de vivienda, que permite ahorrar más del 50% en alojamiento. Ya son más de medio millón las personas que optan por esta fórmula en todo el mundo, intercambiando sus casas con desconocidos. Aunque de entrada pueda resultar un tanto atrevida, esta modalidad turística está en alza desde hace tiempo y funciona a plena satisfacción de los usuarios. Habida cuenta de que el alojamiento es siempre lo más caro cuando uno se desplaza, los billetes de avión, la comida o el vehículo resultan mucho más asequibles cuando la primera parte está cubierta. Por supuesto, esta actividad se canaliza a través de unos intermediarios, unas plataformas online, que cobran entre 50 y 130 euros anuales para garantizar que todo funcione a la perfección.
Europa está a la cabeza del crecimiento de esta actividad de nuevo cuño, y los destinos más demandados son Estados Unidos, España, Francia, Brasil y Reino Unido. En el caso español, los más interesados son los franceses, estadounidenses e italianos, mientras que las ciudades preferidas por los locales son, entre otras, Nueva York, París o Londres. De un total de entre 60.000 y 85.000 viviendas disponibles, España es la tercera que más aporta y la quinta en lo que a población que intercambia se refiere.
A la hora de buscar formas alternativas e imaginativas para viajar, el intercambio de vivienda puede ser una buena solución para muchos particulares y familias. Las razones económicas pesan, pero hay muchos más alicientes para aquellos que eligen esta fórmula. No cabe duda de que hay mercado para ellos, y que el interés por parte de quienes aún no han dado el paso es creciente. Nunca está de más tener nuevas alternativas para viajar por el mundo.


0 comentarios :

Publicar un comentario

Gracias por enviarnos tus comentarios. Si cumplen con nuestras normas se publicarán en nuestro blog.

 
prestashop themes