martes, 2 de junio de 2015

El paro, a la baja

La evolución de la economía dejó hace tiempo de ser materia para el análisis de los expertos. Con la crisis pasó a ser escrutada por el conjunto de la ciudadanía, angustiada por el devenir de los acontecimientos. Por eso, las cifras del paro al final de cada mes son noticia de portada en todos los informativos, máxime cuando los resultados son positivos. Los datos de Euskadi empiezan también a comportarse acorde a las expectativas generadas por el cambio de tendencia y en mayo han sido particularmente buenos. Así, hay casi 6.000 personas menos en el desempleo que un mes antes, y las afiliaciones a la Seguridad Social han sumado cerca de 7.600. En concreto, han sido 5.934 las personas que han dejado de estar inscritas en Lanbide.
No es una cifra cualquiera, ya que se trata de la mayor bajada en el mes anterior de la serie histórica que arranca en 1996. Hasta el momento el récord positivo estaba en la reducción de 5.603 desempleados producida en 2005, cuando la economía marchaba a pleno rendimiento. Las cifras también han sido buenas para la Seguridad Social, necesitada de nuevos cotizantes, con un incremento de afiliaciones que se situó exactamente en 7.593 dados de alta.
Con las cifras de mayo ya cerradas, las personas inscritas en las fatídicas listas de Lanbide son actualmente 161.507, una cifra similar a la de hace justo tres años, lo que representa una caída del 7,64%. Por territorios, Bizkaia es el que está teniendo un mejor comportamiento, tanto en términos mensuales como anuales. Respecto al conjunto estatal, en mayo el número de desempleados bajó en 117.985 personas y en este caso sí se trata de la mejor cifra de toda la serie histórica. A modo de ejemplo, en los últimos años el paro había bajado por término medio en el mes de mayo en 58.000 personas. Los afiliados a la Seguridad Social han aumentado en 213.015 y el número de parados ha quedado fijado en 4.215.031.
No cabe duda de que se trata de unas cifras que confirman el moderado optimismo que se percibe hace ya tiempo en los círculos económicos y políticos. El problema radica en la calidad del empleo creado y en los niveles de remuneración de quienes acceden al mismo. Los contratos fijos son muy pocos aún y la recuperación económica sigue sin llegar para quedarse a los sectores que más han padecido la crisis. Es el reto pendiente.


0 comentarios :

Publicar un comentario

Gracias por enviarnos tus comentarios. Si cumplen con nuestras normas se publicarán en nuestro blog.

 
prestashop themes